Mining Club Mining Press Argentina Mining Press Chile EnerNews EnerClub

Mining Club

ESCRIBE RÍOS GÓMEZ: UN LUSTRO QUE PROMETE INVERSIONES

Está volviendo a la Argentina un movimiento muy importante de empresas y montos de inversión en minería. De mantenerse este contexto, el país recibirá en los próximos cinco años unos US$ 1.500 millones en exploración.

Nuevos descubrimientos, mejoras de los que habían quedado en stand by o que tenían condiciones para seguir como proyectos avanzados, e inclusive, aquellos que ya están en proceso de factibilidad y van a avanzar al compás de mejores precios internacionales, la demanda y mejoramiento de las condiciones de la actividad minera y de los productos minerales.


En cuanto a la inversión en exploración 2010-2011, rondará los US$ 250 o 300 millones, tal cual lo previsto. Esto genera optimismo. Lo mismo que los acuerdos de las provincias, con China o Japón. Los grandes asiáticos se fijan en América del Sur, especialmente en Argentina,  para invertir en minería.


Todo convenio deberá estar en orden a las leyes que reglamentan la inversión, el trabajo y el cuidado del medio ambiente, normas tan criticadas por algunos pero tan efectivas cuando son aplicados. Estas reglas de juego nos asegurarán que pueda aumentar la inversión prevista.


De todos modos, estamos por debajo de lo que recibirá Perú en este quinquenio: cerca de US$ 6.500 millones de inversión en exploración. Perú es nuestro competidor directo en este rubro, más que Chile o Brasil, países más avanzados, con otra proyección de yacimientos. Muchas empresas que hoy apuestan a Perú estaban en Argentina en 2006-2007, el problema es que cuando se crearon ciertas condiciones, prefirieron irse tras mayor tranquilidad de inversión.


Los principales minerales van a ser los metales base - cobre, zinc, níquel - y el oro va a acompañar pero es muy cíclico su mercado. En cambio, los metales base están pegados al desarrollo industrial de China, India, Rusia y la demanda seguirá creciendo. El litio será un gran aporte a la exploración y a la economía argentina pero las inversiones serán menores.


Uno de los temas planteados es el manejo de la soberanía del recurso natural. Se sostiene que los recursos naturales son soberanos, de los pueblos y deben servir para generaciones futuras.  Mientras tanto, hay potencias que manejan los recursos naturales propios y extraños para seguir creciendo, mientras Argentina permaneció en el subdesarrollo. No sabemos si esos elementos servirán dentro de 30 o 40 años o si serán sustituidos ya que la ciencia y la técnica están generando elementos artificiales. ¿Para qué estamos esperando tener los recursos naturales en provincias a lo largo de la cordillera con escasos porcentajes de sectores cultivables?


Vale tener riqueza potencial, pero también hay que dotarla de políticas de Estado, de condiciones de respeto a la seguridad jurídica y fiscal. La minería se traduce en capitales de alto riesgo y debemos protegerla para que no entrar en los juegos oficialismo-oposición de a ver quién es más o menos progresista.


Argentina sigue teniendo debilidades. Un sector político ha demonizado a la minería y busca imponer el concepto del saqueo, la corrupción de la inversión extranjera y le pone a la rueda del desarrollo. El sector ha demostrado que, en renta minera, el 52% de los yacimientos de oro y hasta el 57% del cobre, es capturado por la carga tributaria. El resto se va en costo para poner en marcha el yacimiento. La rentabilidad de un proyecto minero en Argentina está entre el 10 y 12%.


Lamentablemente, sólo una porción pequeña del aporte minero queda en las provincias, que así y todo, han aprovechado estas radicaciones para desarrollar zonas pauperizadas, con infraestructura vial y eléctrica. Pocos saben que con el dinero de la minería, se generan beneficios para Buenos Aires y su conurbano, entre ellos los subsidios a los servicios público,  los combustibles y los planes sociales para los sectores más débiles.

Mining Press Perú es una
publicación de Mining Press S.A.C